Entierro Imprimir
Martes, 13 de Enero de 2009

De nuevo todas las caras aparecen barridas. La zona derecha de la obra estaba muy degradada, como se puede ver en fotos de detalle, realizadas con luz rasante: craquelados, cazoletas y pérdidas de policromía eran los daños fundamentales de esta obra.

 

 

 

 

 

El pigmento azul del manto de la Virgen estaba muy oscurecido y deteriorado debido a reacciones químicas entre dicho pigmento al temple y el aceite de linaza del barniz.

Esta degradación ha dificultado la limpieza y consolidación de esta zona.

En zonas sensibles al agua se ha realizado la limpieza con Vulpex/Esencia de trementina: en proporción 1/7.