Jesús entre Doctores Imprimir
Martes, 13 de Enero de 2009

Las ocho tablas de madera de pino presentaban travesaños clavados tanto a los marcos, como a las propias tablas.

Se consideró innecesario por el grosor, tamaño y antigüedad de los soportes reponer los travesaños perdidos cuando se enmarcaron las obras, en el siglo XVIII. Por el contrario se han elimiando los travesaños de los marcos que clavados, presionaban indebidamente las obras. Todos los soportes habían perdidos gran parte de estopa y algún nudo, con la consiguiente desaparición de pintura.

 

 

 

En el montaje tras la restauración, los marcos sujetan las tablas mediante presión con pletinas y tacos de madera como piezas intermedias, colocadas en las zonas superior e inferior.Esta obra presenta una gran cantidad de verde de resinato de cobre alterado en óxidos provocandos grandes zonas muy oscuras y planas, que contrastaban con la riqueza de matices del resto, alterando la correcta observación de la obra. Se decidió eliminar este material alterando la correcta observación de la obra. Se decidió eliminar este material alterado mediante una limpieza a punta de bisturí con ayuda de reflictografía infrarroja, a tiempo real.